Consejos

¿Cómo responde el sistema neuromuscular al ejercicio en estado estacionario?


Comprender la respuesta del sistema neuromuscular al ejercicio en estado estacionario arroja luz sobre su salud y bienestar en general. Los músculos esqueléticos son músculos voluntarios que cuando son señalados por los nervios generan movimiento. Juntos, los músculos y sus nervios correspondientes forman el sistema neuromuscular. Cuando el sistema neuromuscular es saludable y funcional, puede mantener un estilo de vida activo libre de dolor y lesiones.

La anatomía y fisiología del sistema neuromuscular.

La teoría del filamento deslizante explica cómo los músculos esqueléticos se contraen y relajan como resultado de los filamentos gruesos y delgados que se deslizan hacia adelante y hacia atrás. Esta acción es controlada por el sistema nervioso compuesto por nervios llamados neuronas. Específicamente, una neurona motora activa la acción deslizante de los filamentos que conducen a la contracción muscular. Para que este proceso tenga lugar, el oxígeno se une a la hemoglobina sanguínea y luego se transporta a una estructura dentro de las células musculares llamada mitocondrias. Las mitocondrias usan oxígeno para producir ATP, o energía, para trabajar los músculos.

Ejercicio de estado estacionario

El ejercicio aumenta la demanda de oxígeno y el funcionamiento de la teoría del filamento deslizante. Durante el ejercicio en estado estacionario, los músculos son impulsados ​​por vías metabólicas que requieren oxígeno, también conocido como ejercicio aeróbico. Estas vías aeróbicas son muy eficientes para lograr el equilibrio entre la energía requerida por los músculos activos y el suministro de oxígeno necesario para generar esa energía. Durante el ejercicio aeróbico, las contracciones musculares rítmicas bombean sangre por todo el sistema muscular, entregando oxígeno a las mitocondrias para la producción de ATP. Ejemplos de actividad aeróbica son correr y clases de yoga.

Respuesta al daño

Aunque el ejercicio en estado estacionario puede parecer libre de riesgos, existe una delgada línea entre el daño y el crecimiento. Si un corredor aumenta gradualmente el kilometraje, la respuesta es una mayor eficiencia muscular. Si el kilometraje aumenta rápidamente, se produce una respuesta destructiva. Durante el ejercicio prolongado en estado estable que carece de períodos de descanso, las contracciones musculares repetitivas conducen a la fatiga. Si el sistema neuromuscular se ve obligado a continuar operando en un estado fatigado, se vuelve propenso a las lesiones por uso excesivo, como la respuesta inflamatoria y las fracturas por estrés. Sin embargo, cuando se dan intervalos de recuperación adecuados, el sistema neuromuscular sanará.

Respuesta de crecimiento

Al realizar ejercicios que incorporan estiramientos de recuperación adecuados, como el yoga, el sistema neuromuscular sufre cambios evolutivos significativos. Una respuesta de reorganización hace que el sistema neuromuscular crezca y se transforme. Esto mejora la función general del sistema neuromuscular optimizando la señalización del nervio-músculo, promoviendo la eficiencia muscular. Otros factores que contribuyen a una respuesta de crecimiento son una buena postura y aumentos progresivos de la fuerza, la repetición y la duración del ejercicio. La progresión incremental acompañada de suficientes estiramientos de recuperación respaldará una respuesta neuromuscular saludable, manteniéndolo activo y sin dolor ni lesiones.