Consejos

Nutrientes necesarios para tendones y ligamentos


Sus tendones, que unen los músculos a los huesos, y los ligamentos, que unen los huesos adyacentes entre sí, están formados por cordones de tejido conectivo compuestos principalmente por hebras de agua y proteínas. Estas estructuras importantes reciben muy poco suministro de sangre en relación con los músculos y, como resultado, sanan más lentamente de las lesiones. Ciertos nutrientes son necesarios para el crecimiento y reparación saludable de tendones y ligamentos.

Producción de vitamina C y colágeno

La vitamina C es vital para la producción de colágeno, una de las principales proteínas que comprenden tendones y ligamentos. Las personas que comen dietas altas en vitamina C muestran un menor riesgo de osteoartritis, señala el Centro Médico de la Universidad de Maryland. Un suplemento comercial que contiene colágeno y vitamina C redujo la inflamación y promovió la reparación del tendón en un estudio publicado en la edición de septiembre de 2011 de "Histology and Histopathology". En el estudio de cultivo de tejidos, las células productoras de tendones humanos fueron expuestas a moléculas inmunes que promueven la inflamación durante tres días y luego se combinaron con el suplemento de vitamina C. Los resultados mostraron que los nutrientes suprimieron varias enzimas proinflamatorias y moléculas inmunes. La vitamina C se encuentra en todas las frutas y verduras, y algunas, como las fresas, el melón, el brócoli y los pimientos rojos, proporcionan niveles particularmente altos. Este nutriente se pierde fácilmente en la cocción, por lo que para la mayor ingesta de vitamina C, incluya frutas y verduras crudas en su dieta siempre que sea posible.

Beneficios antiinflamatorios de las vitaminas C y E

Un estudio publicado en la edición de marzo de 2009 de "Free Radical Biology and Medicine" encontró que las vitaminas C y E proporcionan beneficios antiinflamatorios que pueden ayudar a sanar los ligamentos. En el estudio, los pacientes sometidos a cirugía de rodilla tomaron 200 unidades internacionales, o UI, de vitamina E y 500 miligramos de ácido ascórbico, vitamina C, por día durante dos semanas antes y 12 semanas después de la cirugía. Los resultados mostraron que los suplementos antioxidantes disminuyeron los niveles de moléculas inmunes que promueven la inflamación antes de la cirugía y evitaron aumentos en las moléculas durante tres días después, en comparación con un grupo de control que no recibió los suplementos. Para alcanzar su cuota diaria de vitamina E, incluya muchos frutos secos y semillas, como semillas de girasol, almendras y maní, en su dieta. Las verduras de hoja como la espinaca y la remolacha y las frutas como el mango y el aguacate también proporcionan buenas cantidades de este importante nutriente.

Glucosamina

La glucosamina, un compuesto que su cuerpo produce a partir del aminoácido glutamina, puede ayudar a apoyar el crecimiento y la reparación del tendón, según un estudio en animales publicado en la edición de agosto de 2011 de la revista "Joint Diseases and Related Surgery". En el estudio, un suplemento combinado que contiene sulfato de glucosamina y sulfato de condroitina promovió la formación saludable de colágeno y redujo la inflamación asociada con la tendinitis de Aquiles. Un estudio en animales publicado en la edición de noviembre de 2011 de "Connective Tissue Research" encontró que la glucosamina en combinación con condroitina mejoró la fuerza del tendón y la tasa de reparación en los tendones lesionados en comparación con un grupo de control que no recibió el suplemento nutricional. Puede agregar más glutamina, un aminoácido no esencial, a su dieta comiendo carne magra, pescado, lácteos y frijoles.

Vitamina B-6

La vitamina B-6 puede ayudar a controlar la inflamación que puede dañar los tendones y los ligamentos, según un estudio publicado en septiembre de 2010 en el "European Journal of Clinical Nutrition". Los participantes complementaron con 100 miligramos por día de vitamina B-6 durante 12 semanas. Los resultados mostraron niveles significativamente más bajos de moléculas inmunes inflamatorias al final del período de estudio. Las fuentes alimenticias de vitamina B-6 incluyen aguacate, carnes y aves, nueces y granos integrales.

Recursos