Consejos

¿Qué partes del cuerpo apuntan a trotar?


Trotar puede ser una de las formas más efectivas de ejercicio: es fácil de hacer y no requiere equipo especial que no sea un par de zapatos cómodos. Trotar es beneficioso para su cuerpo, mente y salud en general, especialmente si sigue las recomendaciones del American College of Sports Medicine de acumular al menos 150 minutos de actividad física por semana. Mantenga o mejore su estado físico mientras apunta a varias partes del cuerpo con sesiones regulares de trote.

Sistema cardiorrespiratorio

Trotar hace un número en su sistema cardiorrespiratorio, que consiste en su corazón, vasos sanguíneos, sangre, pulmones y vías respiratorias. Mientras trotas, tus músculos activos tienen una demanda constante de oxígeno. Su corazón y pulmones deben funcionar a toda marcha para llevar oxígeno a su cuerpo, transportarlo a sus músculos, eliminar los subproductos de desecho y expulsarlos de su cuerpo. Este proceso ocurre repetidamente a lo largo de su entrenamiento. Cuanto más rápido trote, más duro tendrá que trabajar su sistema cardiorrespiratorio para acomodar sus músculos.

Sistema metabólico

Trotar objetivos y acelera su sistema metabólico, lo que lo convierte en una forma efectiva de quemar calorías. De hecho, la Clínica Mayo señala que una persona de 160 libras puede quemar más de 600 calorías por hora mientras trota. Su sistema metabólico continuará funcionando a un ritmo elevado durante algunas horas después de su entrenamiento, por lo que, aunque no esté haciendo ejercicio de forma activa, su cuerpo sigue quemando calorías adicionales. Haga que trotar sea una parte regular de su rutina para acelerar su metabolismo y quemar grasa.

Cuerpo inferior

Como era de esperar, trotar se dirige a varios músculos de la parte inferior del cuerpo. Los cuádriceps trabajan duro para extender las rodillas con cada zancada. Trotar cuesta arriba o cuesta abajo aumentará aún más la carga de trabajo en los quads. Las pantorrillas trabajan continuamente para levantar los talones del suelo e impulsar su cuerpo hacia adelante. Durante el trote, el glúteo mayor estabiliza y extiende las caderas, mientras que los isquiotibiales ayudan a la extensión de la cadera y son los principales motores de la flexión de la rodilla. Trotar en inclinación pondrá más énfasis en los isquiotibiales y los glúteos.

Parte superior del cuerpo

Aunque no es obvio, correr también se dirige a algunos grupos musculares en la parte superior del cuerpo. El recto abdominal soporta su torso, mientras que el transverso abdominal estabiliza su pelvis. Los músculos erectores espinales mantienen la espalda erguida durante todo el trote. Por último, los bíceps mantienen una contracción isométrica para mantener los codos doblados, y los deltoides se contraen repetidamente para mover los brazos al ritmo de las piernas.

Recursos