Consejos

Datos sobre la flexión perfecta


La flexión estándar es uno de los ejercicios más comunes, informa la revista "Muscle & Fitness". Y aunque los movimientos de las flexiones son simples y no requieren equipos de gimnasia o pesas elegantes, ayuda a apuntar a una amplia gama de grupos musculares, incluidos los tríceps, los hombros y el pecho. Para obtener el máximo provecho de este ejercicio, conozca los hechos sobre la forma y el movimiento adecuados para ayudarlo a desarrollar músculo y minimizar los riesgos de lesiones.

Colocación de la mano

Coloque las palmas de las manos en el piso, separando las manos por el ancho de los hombros. Sin embargo, si desea poner mayor énfasis en su pecho, coloque sus manos unos centímetros más anchas. Por el contrario, colocar las manos de manera que sean más estrechas que los hombros pone énfasis en los tríceps y los músculos de la espalda.

Colocación del pie

Estire las piernas detrás de usted con los pies juntos y equilibre los dedos de los pies. Sin embargo, si no ha hecho flexiones antes, puede que le resulte más fácil mantener el equilibrio al separar las piernas y los pies unas pocas pulgadas.

Alineación de torso

Mantenga todo su cuerpo en línea recta. La parte posterior de la cabeza debe formar una línea con el resto de la columna vertebral, sin arquearse ni doblarse la espalda ni las nalgas. El arqueamiento, el esfuerzo o la flacidez de su torso pueden ejercer presión y presión sobre los puntos incorrectos de su cuerpo y provocar lesiones.

Movimiento adecuado

Desde la posición inicial de la tabla, con los dedos de los pies y las manos en el suelo y los brazos estirados, apriete las nalgas y los músculos abdominales. Baje lentamente al piso doblando los codos, deteniéndose una vez que su pecho esté aproximadamente a una pulgada por encima de su colchoneta de ejercicios o el suelo. Deténgase en este punto, luego empújese nuevamente a la posición inicial de la tabla. Recuerde respirar uniformemente durante todo este movimiento.