Consejos

La rutina de entrenamiento perfecta para mujeres


Cuando se trata de hacer ejercicio, las mujeres a menudo buscan formas de tonificar sus brazos, recortar sus muslos, aplanar su estómago y apretar su trasero. El entrenamiento perfecto para una mujer es aquel en el que combina varios entrenamientos diferentes en un plan semanal para ayudarla a evitar mesetas y acelerar la pérdida de peso, señala "Women's Health". Seleccione un entrenamiento diferente cada día para no hacer el mismo entrenamiento en días consecutivos. Para mantenerse motivado, siga su progreso para ver cuánto mejora.

Entrenamiento grupal

Considera tomar clases grupales en tu gimnasio local, como aeróbicos, clases de spinning o Pilates, o únete a un club local de tenis o atletismo. Una vez que esté allí, los beneficios siguen llegando. Hacer ejercicio en grupo puede ayudarlo a mantenerse motivado porque está trabajando con otros que tienen un objetivo compartido. En un estudio de 2010 publicado en "Biology Letters", investigadores del Instituto de Antropología Cognitiva y Evolutiva de Oxford descubrieron que el ejercicio grupal libera sustancias químicas para sentirse bien en su cerebro, desencadenando las mismas respuestas que se obtienen al bailar y reír.

Entrenamiento de trabajo

Tener un estómago plano hace más que ayudarte a sentirte seguro con un traje de baño. Un núcleo fuerte, que consiste en músculos en la parte baja de la espalda, abdominales y glúteos, proporciona una mayor potencia, estabilidad y resistencia en todo lo que haces. Hacer solo 15 minutos de trabajo básico unos días a la semana es todo lo que necesita para ver resultados. Para llegar a todas las áreas de su núcleo, haga dos juegos de tablones laterales, el superman, el puente y los elevadores de tablones.

Entrenamiento al aire libre

En solo 30 minutos, puede quemar grasa, perder peso y tonificar los músculos con un entrenamiento para caminar bien estructurado, como este de "Sí mismo". Comience con una caminata rápida de cuatro minutos y luego salte un minuto o corra colocar con las rodillas altas. Termine el circuito realizando un movimiento de tonificación. Realice todo el entrenamiento cuatro veces y procure hacerlo cuatro veces por semana. Una sugerencia para un movimiento tonificante incluye sentarse en el borde de un banco con las manos a los lados y las rodillas dobladas a 90 grados. Con los brazos, levántese del banco y lleve la rodilla derecha hacia el pecho mientras baja el cuerpo. Estire los brazos y repita con la pierna opuesta para una repetición. Haga 10 repeticiones para un conjunto y apunte a dos conjuntos en total.

Entrenamiento en la piscina

Una piscina podría ofrecer el mejor entrenamiento si está buscando adelgazar o tonificarse porque quema calorías, reafirma todos los músculos de su cuerpo y aumenta su metabolismo, todo en un entorno de bajo impacto. Debido a que el agua es 800 veces más densa que el aire, cada golpe proporciona un mini entrenamiento de resistencia para su cuerpo. Al comenzar, apunte a segmentos cortos de natación con diferentes golpes e intensidades seguidos de descansos. El entrenador principal de natación en el Macalester College Robert Pearson recomienda nadar cuatro tramos de la piscina con un esfuerzo fácil seguido de 30 segundos de descanso. Repita de cinco a 10 veces.