Informacion

Quemando calorías en una bicicleta estacionaria vs. Para caminar

Quemando calorías en una bicicleta estacionaria vs. Para caminar


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Andar en bicicleta estacionaria quema más calorías que caminar solo. Aunque ciertas actividades queman más calorías que otras, la quema total de calorías y la pérdida general de peso dependen en gran medida de las disposiciones físicas individuales, la intensidad del ejercicio y la dieta. Consulte con un asesor de atención médica o nutricionista antes de participar en un régimen de ejercicios o dieta.

Lo esencial

Una libra de grasa es el equivalente a 3.500 calorías. Para perder 1 libra de grasa cada semana, debe crear un déficit de 500 calorías cada día. El déficit puede lograrse reduciendo la ingesta calórica en 250 calorías y quemando 250 calorías adicionales a través de la actividad física. Para alcanzar la meta de quema de 250 calorías, una persona que pese 125 libras debe caminar (a una velocidad de 3.5 millas por hora) durante aproximadamente una hora o andar en bicicleta a un ritmo moderado durante aproximadamente 45 minutos.

Quemadura Calórica

Tanto el peso corporal como el nivel de intensidad afectan la cantidad de quema de calorías que experimentará. "Harvard Heart Letter" señala que una persona que monta la bicicleta estacionaria a un nivel moderado durante 30 minutos quemará un promedio de 210 calorías en 125 libras, 260 calorías en 155 libras y 311 calorías en 185 libras. Del mismo modo, andar en bicicleta estacionaria a un nivel vigoroso para las mismas categorías de peso produce una quema calórica de 315 calorías, 391 calorías y 466 calorías, respectivamente. MayoClinic.com define "moderado" como el desarrollo de sudor ligero después de 10 minutos de actividad y la capacidad de mantener una conversación. "Vigoroso" se define como el desarrollo del sudor dentro de unos minutos de actividad y la incapacidad de conversar más de unas pocas palabras sin detenerse para respirar. La misma tendencia se puede ver al caminar. Dependiendo del peso, los deportistas que caminan a un ritmo de 3.5 mph durante 30 minutos queman entre 120 y 178 calorías. Un ritmo de 4 mph producirá una quema de calorías entre 135 y 200 mph, y un ritmo de 4.5 mph produce una quemadura que oscila entre 150 y 222 calorías.

Músculos usados ​​en bicicleta vs. caminar

Andar en bicicleta estacionaria quema más calorías debido a la resistencia adicional de empujar hacia abajo los pedales. Al hacerlo, la bicicleta estacionaria se dirige a grandes grupos musculares, como los muslos y los glúteos, para quemar las calorías adicionales. Además de trabajar los mismos grupos musculares que la bicicleta estacionaria, pero a menor intensidad, caminar también trabaja las pantorrillas, los flexores de la cadera, la región abdominal y los músculos tibiales anteriores que corren a lo largo de la parte delantera de las espinillas. Usar guantes con pesas mientras bombea los brazos durante la caminata también puede aumentar la quema de calorías y mejorar la quema de grasa en general.

Beneficios de la salud

Tanto caminar como andar en bicicleta estacionaria proporcionan beneficios para la salud. El American Council on Exercise señala que participar en un programa de caminata regular puede ayudar a mejorar los niveles de colesterol, disminuir la presión arterial y aumentar la resistencia. Un artículo publicado en la edición de diciembre de 2009 de "Harvard Men's Health Watch" explica que el ejercicio regular, que incluye andar en bicicleta estacionaria, puede proteger contra ataques cardíacos, derrames cerebrales, presión arterial alta, diabetes, depresión, osteoporosis, ciertos tipos de cáncer y demencia.

Consideraciones

Independientemente de qué actividad queme más calorías, la atención debería centrarse en el estilo de vida en lugar de la quema de calorías solo. Elija una actividad que disfrute y que pueda mantener durante un período prolongado de tiempo. La incorporación de una nutrición adecuada y entrenamiento de fuerza en su régimen diario es crucial para el éxito de la pérdida de peso y el mantenimiento del peso. El entrenamiento de fuerza no solo preserva y mejora la masa muscular, sino que también ayuda a proteger contra dolencias como las espinillas o los dolores de espalda. Por ejemplo, fortalecer la región abdominal permite que los músculos abdominales ofrezcan un mayor apoyo de la espalda durante las actividades en bicicleta y caminar. En cuanto a la dieta, el consumo de proteínas magras ayuda a reparar el daño muscular causado por la actividad física. Los carbohidratos complejos, como los granos integrales, frutas y verduras, alimentan el cuerpo de manera más eficiente que los carbohidratos simples.